LAS 10 FIGURAS DEL 4º ANIVERSARIO

 – Por Maximiliano Torres

Cuando los algoritmos y el binge watching le quitan el sentido a la experiencia de descubrir cine, el remedio siempre será la programación de los festivales, muestras y ciclos. Asistir a estos eventos es una cita con tu futuro nuevo director favorito, con la película que te abrirá los ojos, con el actor o la actriz que representará una parte de tu identidad, con el diálogo que citarás para navegar adversidades. La cuarta edición de Árbol Rojo no será la excepción a esta clase de encuentros.

A continuación, una lista de las diez figuras que podrían marcar el antes y después de tus idas al cine. Presenciales y virtuales. 

-Xavier Dolan (Matthias & Maxime)

Ha pasado más de una década desde que el realizador canadiense irrumpió en el cine mundial con su debut Yo maté a mi madre, proclamado como la siguiente promesa de la gran pantalla. Desde entonces es de reconocerse la autenticidad que ha guiado su carrera; rehusándose a ser reclutado por la industria para seguir modas como hacer remakes, dirigir cintas para Disney o dirigir una de súperhéroes. (¿Haber dirigido el videoclip para Hello, de Adele cuenta?)  Como en aquella icónica escena en la que que el protagonista de Mommy empuja los límites de la imagen a cuadro para dejarnos verlo en widescreen, la carrera de Dolan posee todavía ese carácter libre. Para los millennials es referente del melodrama (Los amores imaginarios), la identidad y el deseo queer (Tom en el granero y Lawrence Anyways) o las relaciones madre e hijo (Mommy). Ya sea que lo admiren, difieran de su cine o lo detesten, cada nueva película de Dolan sigue siendo una conversación pendiente a tener. 

– Everardo González (Yermo)

Todas las veces que el cine mexicano estuvo en crisis, el género documental fue su pulso vital. Y Everardo González uno de sus mayores exponentes. Su filmografía es un paseo comprensivo por México en el que hay cultura (La Canción del Pulque), antropología (Los Ladrones Viejos), denuncia social (La Libertad del Diablo), supervivencia (Cuates de Australia) y con Yermo González expande su mirada para explorar la vida en diez desiertos alrededor del mundo. Si sabemos lo que es capaz de hacer en el contexto local, su primera cinta con visión global debe ser algo imperdible.    

– Samuel Kishi (Los Lobos)

Si después de ver una película de Samuel Kishi te preguntas qué es lo que la hace especial, la respuesta puede estar en su fuente de inspiración, que es su propia vida. Su opera prima Somos Mari Pepa fue un retrato de su adolescencia como integrante de una banda punk junto a su hermano menor. Los Lobos, la película que lo trae a la programación de Árbol Rojo, está igualmente hecha de fibras personales. Evoca el viaje que Kishi, su madre y hermano hicieron a Estados Unidos en busca de mejore oportunidades. Impulsada por su recibimiento efusivo en festivales de México y el mundo, Los Lobos tiene pinta de favorita de la audiencia. 

– Tenoch Huerta (Hijo de Monarcas)

Si para estas alturas el nombre de Tenoch Huerta no te es familiar, es momento de que revises tu conexión a Internet. Ya sea participando enérgicamente en la conversación nacional, destacando en cintas mexicanas u obteniendo roles en cintas de Hollywood, el actor mexicano está entre los pocos miembros de la industria que logra mantenerse relevante sin frivolizar su carrera. En Hijo de Monarcas, en donde interpreta a un biólogo mexicano radicado en Nueva York que, debido a un asunto familiar, debe regresar a su tierra natal en Michoacán, convergen algunos de los temas que más le importan al actor y a los que ha dedicado tiempo y espacio en su plataforma: tradiciones, identidad y multiculturalidad. 

– Armando Espitia (Te llevo conmigo)

Hay que mirar hacia varios lados para conocer a la nueva generación de actores mexicanos de los que seguramente estaremos hablando en un futuro. Hay que mirar, sin duda, el trabajo de Armando Espitia en Te llevo conmigo. En la cinta que representó a México (en co-producción con Estados Unidos) en la edición 2020 de Sundance, Espitia interpreta a un aspirante a chef decidido a buscar el sueño americano mientras en México lo añoran su hijo pequeño y un inusitado romance con el hombre que podría ser el amor de su vida. Dirigida por la norteamericana Heidi Ewing (a quienes algunos recordarán por el poderoso documental Jesus Camp), Te llevo conmigo es un diálogo entre países y culturas que no se ve con frecuencia.

– Jasmine Batchelor (The Surrogate)

 La fama de Jasmine Batchelor como actriz de televisión en roles secundarios tiene los días contados. La actriz, productora y escritora ha atraído miradas desde su protagónico en The Surrogate. Una diseñadora web para una organización sin fines de lucro en Brooklyn está encantada de ser la madre sustituta y donante de óvulos de su mejor amigo y su esposo. A las doce semanas de embarazo, una prueba prenatal regresa con resultados inesperados que plantean un dilema moral. Si estás en busca de temas y preguntas difíciles, es aquí. 

– Noémie Merlant (Jumbo)

Estamos frente a una actriz que no está dispuesta a descansar sobre el papel que le inmortalizó. Después de Retrato de una Mujer en Llamas, Noémie Merlant se propone el reto de interpretar a Jeanne, una mujer soltera y tímida que trabaja en un parque de atracciones y termina en una “relación” con uno de sus juegos mecánicos. Hay mucho que digerir en la premisa de Jumbo, sin embargo, Merlant es la indicada para llevarnos a través de esta fábula surreal. 

– Emmanuelle Bercot (Jumbo)

Al centro de Jumbo está una relación madre e hija en la que la gran Emmanuelle Bercot es la mancuerna de Noémie Merlant. Ella es uno de los pocos talentos del cine francés capaz de alternar oficio entre la actuación, la dirección y la escritura. Gran parte de su trabajo ha debutado en el Festival de Cine de Cannes, desde su corto Les Vacances, ganador del Premio del Jurado en 1997, hasta su primer largometraje Clément , los dramas premiados Polisse, que coescribió y protagonizó, así como Mon Roi, lo que le valió el premio a la Mejor Actriz de Cannes 2015.

– Henriette Confurius (The Girl and the Spider)

La joven actriz Henriette Confurius es el corazón (y sistema nervioso) de The Girl and The Spider, la historia de dos roommates cuyas vidas entran en conflicto cuando una de ellas decide mudarse. Contado entre dos departamentos y con los personajes que suelen involucrar una mudanza, este relato de manipulación emocional recae en la actuación de Confurius, una digna heredera de las rommates del terror como las de Mujer soltera busca y Las Reglas de la Atracción. 

– Laura Herrero Garvín (La mami)

Hay que aplaudir la intuición documentalista de Laura Herrero Garvín.

Una noche, la cineasta española quedó de festejar el cumpleaños de una amiga suya a ritmo de salsa en el mítico Barba Azul; uno de los últimos recintos del cabaret de antaño en Ciudad de México. 

Laura fue al baño. Más que una escala técnica, aquello era un llamado a su siguiente destino cinematográfico. Allí vio entrar a varias de las chicas que trabajan en el Barba Azul, quienes le contaban su vida a la señora encargada de los baños a quién le llamaban de cariño “La Mami”. Todas la consultaban y Laura empezó a entender que La Mami era parte fundamental de aquel lugar. Se acercó a ella para preguntarle si podría visitarla para entender este espacio; ella le dijo que regresara el martes a las nueve y el martes a las nueve Laura estaba ahí. El resto es historia. Una historia contada en el fascinante documental La Mami. 

Comparte nuestra nota a través de:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Síguenos en nuestras redes